Llámanos hoy mismo! 91 512 90 00 / 661 543 140

¿Por qué roncamos?

ronquidos. Dejar de roncar con láser

¿Qué es el ronquido?

Los ronquidos son los resoplidos y otros sonidos graves durante el sueño. Roncar es algo tan habitual que casi el 40% de nosotros lo hacemos. Según un estudio de la unidad del Sueño del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid la mitad de los hombres adultos y un cuarto de las mujeres roncan.

Como vemos, los ronquidos afectan a gran parte de la población.

No suele hacerse mucho caso a los ronquidos, y sin embargo pueden suponer problemas graves para la persona que lo sufre y sus familiares. Detrás de los ronquidos puede existir una condición médica tan grave como la apnea del sueño, que hace que la respiración se corte en periodos que pueden ir desde los pocos segundos hasta los 2 minutos.

Imagínate que eso lo hicieras durante el día: prueba ahora a dejar de respirar durante 2 minutos para luego coger aire y volver a dejar de respirar. Es agotador para tu cuerpo.

A parte de la apnea del sueño los ronquidos tienen otras consecuencias como:

  • Disminución de oxígeno en la sangre
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Poca productividad
  • Sensación de cansancio crónico
  • Problemas de atención y concentración
  • Hipertensión arterial
  • Se suele asociar a problemas de obesidad, enfermedades del corazón e incluso derrame cerebral
  • Los últimos estudios han vinculado los ronquidos a la aparición de la diabetes.

Por no hablar de lo difícil que es dormir con una persona que ronca. El ronquido afecta a la persona que lo padece pero también a sus familiares.

 

¿Por que roncamos?

Existen varias causas por las que roncamos. Algunas veces el ronquido se produce porque al dormir boca arriba la lengua rueda hacia atrás y tapa las vías respiratorias, en otras ocasiones los ronquidos son producto de una congestión nasal o por tener el tabique nasal desviado.

En ambas situaciones el ronquido es algo puntual o por lo menos fácilmente solucioble. Pero estas no son las causas fundamentales de los ronquidos.

El principal motivo por el que roncamos es por el aumento del tamaño de la úvula y la caída del paladar blando.

Cuando dormimos todos nuestros músculos se relajan, incluidos los músculos de la garganta y la traquea. Cuando la Úvula y el paladar blando se hacen más grandes bloquean las vías respiratorias y se produce una vibración que provoca los molestos sonidos.

La úvula es lo que habitualmente conocemos con el nombre de “Campanilla”.

¿Por qué roncamos?

 

Existen diversas causas por las que la úvula o campanilla crece:

  • El paso del tiempo. Como ocurre en el resto de los músculos, con la edad la úvula se va debilitando y perdiendo su fuerza
  • Las bebidas alcohólicas
  • El sobrepeso
  • Los sedantes y anitihistamínicos
  • Ell tabaco

Haz la prueba, si roncas coge un espejo, abre la boca y mira tu “Campanilla”. ¿Notas que ha crecido?¿Ves cómo tapa tu vía respiratoria? Ese es el motivo por el que seguramente estés roncando.

 

¿Cómo dejar de roncar?

Existen una serie de recomendaciones para dormir bien y roncar menos:

  • Bajar de peso y hacer dieta.
  • Evitar las almohadas demasiado suaves o grandes.
  • Dejar de fumar. El tabaco irrita la nariz y la garganta y como decíamos antes hincha la úvula.
  • Evitar el alcohol, sobre todo 4 horas antes de irse a la cama. El alcohol relaja aún más los músculos de la garganta.
  • Si tomas antiestamínicos hazlo por la mañana.
  • Dormir de lado
  • Aerosolones nasales y uso de humidificadores para abrir las vías respiratorias. Las tiritas nasales también puede facilitar la respiración.

Como ves, estos remedios suavizan los ronquidos, pero no solucionan el problema.

 

Para dejar de roncar definitivamente hay que reducir el tamaño de la úvula y para ello existen dos opciones: la intervención quirúrgica y la intervención con láser.

Por los inconvenientes de anestesia, dolor, puntos… la opción quirúrgica no es la más adecuada. Aunque hasta hace unos años era la única solución posible.

El láser utiliza la energía térmica para apretar el paladar. Por lo que en unas sesiones de 15-20 minutos cada una va reduciendo el tamaño de la úvula hasta despejar las vías respiratorias.

Te pongo un ejemplo gráfico:

dejar-de-roncar-con-láser

 

El láser para dejar de roncar es la solución contra los ronquidos más eficaz actualmente. Se realiza sin necesidad de anestesia y sin dolor. Es un tratamiento ambulatorio, por lo que luego te puedes ir a casa tranquilamente y empezar a dormir bien.

Si tú o tu pareja tenéis este problema no dudéis en informaros.

 

Tratamiento láser para dejar de roncar

Si el tratamiento láser para dejar de roncar es tu opción puedes consultarnos de forma gratuita en el hospital Nisa Pardo de Aravaca. Este centro es pionero en el tratamiento con láser de esta clase.

Puedes solicitar tu cita gratuita aquí o si lo prefieres puedes llamarnos al 91 512 90 00/ 661 543 140